Blogia
NNONN

TODO TIENE UN PRECIO

                  

 

            EL AGUADOR DEL CEMENTERIO

Un humilde aguador tenia su “casa” pegada a un manantial purísimo, a escasos metros del cementerio del pueblo, el manantial estaba mas alto, solo unos 10 metros, pero suficiente para que el agua fuese pura y cristalina.

El pueblo vivía de la fuerza de un gran río que lo cruzaba en diagonal. Molinos y maquinas de todo tipo eran movidas por la corriente. Era una villa floreciente con gran cantidad de mercaderes y una más que prometedora proyección de futuro. Villa Plata se llamaba o "villa plateá" como gustaba al vulgo.

-Puede que El Principe (y no diré que principe) celebre sus esponsales aquí- Rumoreaban las gentes.

-¡¡Mas dinero para el pueblo!!- Jaleaban a gritos cuando ebrios, y conspiraban a susurros cuando cenaban en familia. Era un secreto a voces, ya que era un pueblo de hipócritas.

Sucedió que tras muchos años de buenas lluvias, hubo 3 años nefastos sin apenas agua.

Pudieron vivir de las rentas de antaño y las esperanzas del porvenir, que por cierto eran muchas, ya que en mucho se habían endeudado.

Pero el río estaba muy bajo de nivel y no movía molinos, no había energía y la cosecha estaba amenazada.

Solo gracias al manantial los villanos podían beber, cocinar y bañarse…

El alcalde entonces, a instancias muy correctas de los “grandes” y a gritos bestiales de los “pequeños” se dirigió al aguador y le dijo:

-¡¡¡Aguador!!! Necesitamos tu agua ¡¡¡Ahora!!! ¡¡¡Salvara nuestra cosecha!!!

Era común tratar mal a los portadores de cántaros, solo los más humildes se dedicaban a tales tareas, eran los párias de la villa.

-Son personas sin conciencia de progreso, ambición ni egoísmo para medrar.

 Esto lo pensaban toooooodos en coro de necios, desde el rico comerciante de tejidos, hasta el pedigüeño tirado en su esquina.

Solo una profesión fue menos valorada que la de aguador en otro tiempo, la de flautista, pero acontecieron cosas que hicieron que los villanos cambiasen su relación con los coloridos saltimbanquis cuando se acercaban de cuando en vez…

El caso es que todos sin excepción consideraban la acción de dar sin precio la más deshonesta de las labores, ya que  todos sabían la verdad más profunda de Villa Plateá, y es que: -------------------TODO TIENE UN PRECIO------------------

 Los aguadores sin embargo por alguna extraña razón, amaban al ser humano y siempre estaban dispuestos a ayudar, por más golpes y maltrato que recibiesen de los demás miembros de “su especie”. Siempre estaban ahí, sin precio y sin aprecio, pero estaban. La verdad es que eran un misterio tan absoluto como la vida misma.

El aguador contesto ante la petición del alcalde:

 -Mi agua esta limitada. Solo se usa para labores humanas de primera necesidad. Como bien decís, yo soy simple y sin ambición, por eso mi agua no tiene mas función que la de calmar la sed, ayudar en la cocina y purificar el cuerpo. Es agua limpia de la que no dejasteis ni una sola gota en el rio. Es agua de verdad, no esa escoria con sabores que adorais para rebajar el vino. Este manantial alimenta vuestro espiritu y restaura vuestra conciencia. Sin ella ya no tendreis esperanza. ¡¡No es para enriqueceros!! ¡¡No!! No regareis vuestros campos con mi manantial.

Era la primera vez que vieron al aguador negarse a algo ¡Y con el verbo facil ademas! Les pareció mas despreciable todavia en su insolente pose de cultura. Aun así no temieron ni respetaron sus palabras. No tenia riquezas ni lo que hay que tener, por lo tanto no podía defenderse.

-¡¡Se usará el manantial de todos modos quieras tu, o no!! Esta es una causa de fuerza mayor y tu como todos sabemos no posees la fuerza necesaria para detener nuestro deseo.

 

Y si, finalmente los villanos usaron el agua del manantial, perdieron la esperanza y todo fue borrado por las dunas del desierto o sumergido por la fuerza del mar. 

 

 

 

¿Y el aguador...?

Pues a quien le importe su suerte, no tema por el, ya que es un misterio como la vida misma, y siempre vuelve..., ya sea a una villa con un Rio en Diagonal, o a nuevos mundos de galaxias distantes menos complicadas, pero llenas igualmente de esperanza...

 

 

                            http://www.youtube.com/watch?v=287o_FNZfNc 

 

NNONN

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

NNONN -

Me alegro mucho que te guste.
Tu post sobre la carta XIIII me ha esclarecido en cierta medida y acercado mas al arcano de la mente. Caja de todo el tarot... y mucho mas.

GRACIAS.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Migue -

* Espectacular línea Manuel :
" sin precio y sin aprecio "

- Ya que apreciar es darle un valor a algo o a alguien,algo tan demudado de disfraces varios hoy en día ...
Es que se lo ha reducido a su acepción monetaria.
Dad aquello que es el del Cesar al Cesar y lo que es de Dios a Dios,dijoun Gran Instructor,un Aguador como bien lo llamas.
Los Aguadores dan a la gente,nos dan,aquello que necesitamos y no aquellos que creemos necesitar.
es como criar niños: >Primero la comida luego el postre,de otro modo el niño no come ( o no me come como dicen algunas madres aún,aquí ).
Si les das primero el postre ocurrirá seguro aquello que relatas en tu magnífica alegoría.
E incluso si no te pones firmes con tus hijos o el Aguador no alza su voz lo lincharan e incluso lo inmolaran.
Tal vez como la historia lo ha demostrado,lo haran a pesar tuyo y mío cuanto de aquellos que estamos empezando a entender que uno no puede " resbalarse cuesta arriba " como dice irónicamente un poeta de mi tierra José Larralde...
Un rasgo que destaco de tu Aguador común a todos los verdaderos aguadores,es que es Impersonal.
Mensura que da a quien y cuanto.
>No abre el grifo a mansalva por doquier ...

" Discrimina "

- Un abrazo fraterno
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres